¿Cómo se hace una fecundación in vitro?

La fecundación in vitro se hace en 6 fases

Una fecundación in vitro, conocida también con las siglas FIV, se hace cuando se fecunda un óvulo para conseguir embriones que posteriormente se implantan en un útero porque el embarazo salga adelante. La fecundación in vitro se hace en 6 fases:

 
  1. El primer paso se hace a través de la estimulación ovárica con fármacos para cada caso. De este modo los ovarios producen más ovocitos que los de costumbre, de forma que existirán más posibilidades de obtener más embriones fecundados.
  2. El equipo encargado de la FIV se encargará del seguimiento de la estimulación ovárica con analíticas hormonales y ecografías y elegir el mejor momento para extraer los ovocitos. Este paso se hace a través de una punción transvaginal de los folículos.
  3. A continuación, se preparó el semen en laboratorio con un proceso de capacitación espermática que tiene por objetivo seleccionar los espermatozoides más capacidades para fecundar.
  4. Llega el momento de la incubación cuando se posan en contacto los espermatozoides con los ovocitos y se dejan incubar unas horas porque salga adelante la fecundación.
  5. Una vez que se ha producido la fecundación, se mantendrá en observación la evolución de la fecundación y se valorará el mejor día para hacer la transferencia embrionaria, de los que normalmente se transfieren entre uno o dos embriones.
  6. Finalmente y si existen varios embriones el resto pueden ser crioconservados, si se dan las características adecuadas. La crioconservación se hace durante la vida fértil de la mujer porque pueda utilizarlos más adelante en caso de ser necesario.