Platos únicos: menús cómodos para el periodo de confinamiento

En un único menú encontramos proteínas, vegetales e hidratos de carbono necesarios para cada día

El plato único es una opción que da muy buenos resultados, además de ser muy cómodo en el actual periodo de confinamiento, tanto a la hora de elaborar menús semanales como menús diarios. En estos días de confinamiento tenemos que optar por propuestas saludables y no demasiado calóricas.

Estos platos tienen la particularidad que en solo un menú encontramos las proteínas, los vegetales y los hidratos de carbono necesarios y esenciales para afrontar los días, aunque estemos en casa. Los platos únicos simplifican el momento de cocinar y mientras se come, al tenerlo todo a la mesa, ningún comensal se tiene que levantar para ir a hacer o buscar el segundo. ¡Todo son ventajas!

Estos menús se hacen en base de platos completos que abrazan todos los nutrientes. En este sentido, la receta tiene que incluir una buena ración de vegetales y verduras de temporada, carbohidratos de absorción lenta y proteínas vegetales o animales. El plato único se puede finalizar con una pieza de fruta, un yogur o una porción de nuestro postre preferido, sin abusar.

 

Lunes

Comida: Pollo con hortalizas de temporada y arroz rojo o integral.

Cenar: Cuscús con moniato, pasas y anacardos.

 

Martes

Comida: Lentejas estofadas con verduras y alguna proteína animal o vegetal.

Cenar: Lasaña de espinacas con soja texturizada y pasas.

 

 

Miércoles

Comida: Saltado de setas, acompañado de patata hervida con bacalao

Cenar: Verduritas saltadas con jamón y arroz y especies al gusto.

 

Jueves

Comida: Espirales de quinoa con verduras, salmón y shiitake con eneldo.

Cenar: Dúo de humus: remolacha y garbanzos con crudités de zanahoria, pepino y calabacín y palillos de pan.

 

Viernes

Comida: Pasta, preferentemente integral, con pollo y verduras saltadas.

Cenar: Bocadillo caliente con burra y tomate, jamón y queso.

Més informació