Los anuncios de televisión influencian negativamente en la alimentación infantil

Els anuncis televisius influencien negativament en l'alimentació infantil- Pares i Nens

Cada año, la industria alimentaria gasta 1.700.000.000 de euros al comercializar sus productos para niños y adolescentes. Se ha estimado que los niños y niñas de 2 a 5 años de edad ven más de 1.000 anuncios por año, y los adolescentes ven casi 2.000.

 

La comercialización de alimentos es citado como un factor ambiental significativo en la elección de alimentos, al comer en exceso, y en última instancia, en la obesidad.

La publicidad televisiva y la marca, tienen efecto tan en la familiaridad como en la preferencia de los alimentos.

Investigaciones que han examinado los efectos de la publicidad televisiva de los alimentos han demostrado que los niños expuestos a los anuncios, prefieren más los alimentos de marca que los niños que no han están tan expuestos. De igual manera se ha observado que la publicidad a la televisión afecta tan al consumo alimentario como las conductas alimentarias.

En los estudios conductuales se ha documentado la relación entre la receptividad a los anuncios de comer y la cantidad de alimentos que consumimos. Por ejemplo, los niños ingieren más bocadillos y alimentos dulces durando o después de haber visto este tipo de anuncios televisivos. Los niños que tienen sobrepeso pueden ser más sensibles a la marca de alimentos y por tan representa un mayor riesgo debido a la persuasión de marketing.

Algunas investigaciones de comportamiento y epidemiológicas alertan sobre la asociación entre la comercialización de alimentos poco saludables y el aumento de riesgo de la obesidad en la infancia.

Un estudio de la Universidad de Kansas (2016) que se llevó a cabo con niños y niñas de entre 8 y 14 años, puso de manifiesto que después de ver un anuncio publicitario de comer infantil, la predilección de los niños para escoger los alimentos que quieren consumir es determinante, al margen de si estos alimentos son o no buenos por su salud (a diferencia de los adultos).

Las conclusiones que se extrajeron son las siguientes:

  • Los anuncios televisivos de comer infantil influyen en su deseo de consumo y elección de alimentos.
  • La elección de alimentos después de un anuncio de comer dependerá de su gusto, no de los beneficios del alimento por su salud.
  • Esta elección después del anuncio de comer solo ser una elección impulsiva.
  • El anuncio televisivo influencia el niño en aspectos de comer relacionados con el placer y activa a nivel cerebral la corteza prefrontal relacionada con la recompensa.
  • Cuánto más sensación de hambre tiene el niño, más se activa el cerebro al ver un anuncio de comer infantil.

Parece ser pues, que sólo nosotros podemos contrarrestar con información y el ejemplo en casa de cómo tenemos que comer. Recordar los siguientes puntos nos puede ayudar:

  • Hacer las comidas todos juntos (pequeños y grandes) y comer todos el mismo.
  • Hacer de tan en tan, menús conjuntamente, que nuestros hijos se encarguen de inventarse menús que se los gusten pero saludables (saludables en el sentido de variados, según la pirámide alimentaria).
  • Cuando sea posible hacer partícipes a los niños de la compra del mercado, ayudándonos a elegir los alimentos, y si quieren, a escoger los alimentos para que ellos hagan algún plato.
  • Entrar los niños y niñas a la cocina, inclús los más pequeños pueden hacer algo, como enlucir, salar, preparar ensaladas etc...
  • Leer con los niños libros sobre alimentación, por ejemplo, el libro de Valentí Carpintero, "La pequeña ciencia de la salud" para niños y niñas, y complementarlo con un libro más práctico de recetas saludables y creativas cómo, por ejemplo, las del libro de Ferràn Adrià "Te lo explico a la cocina" (con personajes Disney y recetas saludables) también es una buena opción.
  • Establecer pautas semanales de un menú variado y saludable, por ejemplo, entre semana almuerzos y meriendas saludables, viernes un merendar tipo cruasán, donuts etc...

* Algunos chefs y profesores de cocina infantiles explican que la educación en la alimentación de los niños y niñas se tiene que hacer desde la cocina, y que es importante que los vamos entrante y creando un espacio para compartir con ellos. Explican que los tenemos que dejar experimentar con los alimentos y que cuando son ellos que hacen un plato, se sienten orgullosos, son más propensos a probar cosas nuevas y a comer el que han creado.

Els anuncis televisius influencien negativament en l'alimentació infantil- Pares i Nens