Comer integral, todos los beneficios que aportan a tus hijos

Uns nens tallen pa integral en una cuina

La comida integral son aquellos alimentos que no han sido refinados motivo por el cual poseen una gran cantidad de fibra . Este hecho se los otorga muchos beneficios para tus hijos. Y es que los platos y productos elaborados con cereales no refinados conservan todas las capas, lugar donde se acumulan los nutrientes del gra.

La alimentación integral, como el pan, la pasta, la repostería, el azúcar y cereales como el trigo, la cebada, el arroz, la avena, el centeno, la quinoa, el trigo sarraceno y el mil integrales, entre otros conservan vitaminas, minerales y proteínas indispensables por el buen funcionamiento del cuerpo.

En general la alimentación integral no es muy conocida y a veces se asocia a dietas para perder pes y facilitar el tránsito intestinal. Y aunque la comida integral regula el funcionamiento de los intestinos, tiene otras ventajas.

La alimentación integral es un buen aliado para hacer frente al desgaste diario de niños y niñas. Estos son las ventajas que aporta:

  1. Tienen más poder saciant.
  2. Combate el estrechamiento.
  3.  

  4. Aportan la misma energía que los alimentos blancos o refinados.
  5. Cuidan la salud cardiovascular por la grande presencia en vitamina E.
  6. Atrasan el envejecimiento por su potencial en antioxidantes.
  7. Controlan la diabetis, puesto que evita las oscilaciones de azúcar en sangre.
  8. Fortalece el sistema inmunológico. La fibra integral es utilizada por la flora bacteriana, que hace de barrera defensiva a agentes externos.

Como introducir la alimentación integral?

Aunque a priori puede parecer complicado introducir este tipo de alimentación en la dieta de los más pequeños si no lo has hecho en edades tempranas, tienes que saber que se trata de educar el paladar. Una buena manera de empezar a que tus hijos coman con ingredientes integrales, es combinar y mezclar productos integrales y refinados en el mismo plato e ir reducido despacio la proporción de los refinados. En un mismo plato podemos mezclar macarrones blancos con integrales y el mismo pasa con el arroz y otros cereales. También pueden optar por un día comer espaguetis blancos y otro día espaguetis integrales y si hay que disfrazarlos con un poco de salsa.