Propósitos del nuevo año

Os proponemos una actividad que consiste a plantear propósitos comunitarios con toda la familia

El inicio de un Nuevo Año es el momento en que a menudo nos planteamos una serie de buenos propósitos que tienen como finalidad conseguir una mejora general en nuestra vida diaria. Los propósitos implican reflexión y planificación y, de alguna manera, nos ayudan a darnos cuenta de cuál es el punto en el cual nos encontramos y hacia donde queremos dirigir nuestros esfuerzos.


Según nuestra personalidad, nuestra edad o el momento vital en que nos encontramos, nos plantearemos un tipo de propósitos u otros. A veces quedarán en nada, porque nos faltará la constancia y la fuerza de voluntad para llevarlos a cabo, pero el cierto es que el hecho de plantear resulta loable, porque implican unas ganas de mejora evidentes; lo cual nos puede resultar muy útil con los niños y adolescentes de la casa.

 


Y cómo que no hay nada mejor que dar ejemplo, hoy os proponemos una actividad que consiste a plantear propósitos comunitarios con toda la familia , de forma que entre todos reflexionáis sobre qué pueden ser los propósitos de mejora de cada cual de vosotros. Dicen los expertos que porque una lista de propósitos pueda ser llevada a la práctica, hay que tener en cuenta tres consideraciones básicas:


a) Que sean pocos

b) Que sean concretos

c) Que sean asumibles


Así que si os animáis, aquí os dejamos unas cuántas ideas a tener en cuenta de cara a concretar nuevos propósitos con los niños y adolescentes de la casa antes de que empiece de nuevo el trimestre escolar:

  • Propósitos por padres: empezar el día con buen humor aunque los niños no se quiten a la primera, no perder tan rápidamente la paciencia, dedicar un rato diario de calidad a los hijos, poner interés en aquello que nos explican, jugar más con ellos, compartir ratos de ocio con actividades que los gusten aunque a nosotros nos resulten pelmazas, no quejarnos instintivamente cuando vemos su habitación hecha un desastre, valorarlos los aspectos positivos con frecuencia, no recordarlos continuamente qué hacíamos nosotros cuando éramos pequeños...
  • Propósitos que podríamos intentar pactar con los más pequeños de la casa: empezar el día con buen humor y procurar quitarse con tiempo para no ir a correcuita de buena mañana, no tenerlos que repetir tantas veces las cosas, pactar unos hábitos de higiene diaria sin tenerlos que repetir cada día, asear alguna parte concreta de la habitación, comer un poco de todo sin quejarse continuamente, no pelearse por tonterías entre hermanos, preparar la mochila o la ropa que hay que ponerse dependiendo de la edad, hablar con corrección, pedir las cosas por favor, saludar y despedirse cuando llegamos y marchamos de los lugares...
  • Propósitos que podríamos intentar pactar con adolescentes: hábitos alimentarios (piezas de fruta que hay que comer, agua o zumos diarios que hay que beber, aquello que hay que evitar...) planificar un horario de estudio en función de las extraescolares y el tiempo libre del cual dispongan, uso controlado del móvil y dispositivos diversos, utilizar un vocabulario adecuado, no poner excusas, no quejarse continuamente, evitar las comparaciones con terceros, realización de tareas concretas para contribuir a la organización general de casa (parar/desparar mesa, bajar basura, traer la ropa sucia al cesto correspondiente, dejar la habitación con un orden mínimo a pactar...), normas de conducta innegociables, horas de sueño, etc.
  • Propósitos diversos que nos podemos plantear a nivel familiar: colaborar con una ONG, dedicar parte de nuestro tiempo realizar alguna actividad concreta, trucar o visitar a los abuelos con regularidad, sacar a pasear al perro, limpiar la jaula del hámster, realizar juntos alguna actividad cultural semanal o quincenalmente...

En fin... Cómo veis hay propósitos para todos los gustos y, cada familia tiene que encontrar sus en función de las necesidades concretas de cada momento y de la realidad que los rodea.
Aprovecháis estas fechas para sentar a nivel familiar, reflexionar, hacer también un poco de autocrítica y revisar las normas y propósitos que intentaréis llevar a cabo todos juntos de cara el nuevo año que está a punto de empezar. Sort y Feliz 2020 a todo el mundo!