La evolución del dibujo según cada edad

A través de los dibujos infantiles se puede obtener información diversa sobre el niño

La edad de los niños determina el nivel de los dibujos que puede hacer. A medida que van creciendo estos van evolucionando con una perspectiva personal. Por este motivo y a través de los dibujos infantiles se puede obtener información diversa sobre el niño.

 
  • En torno al año y medio: En esta primera etapa los pequeños únicamente dibujan garabatos, sin sentido y totalmente desordenados. En estos momentos iniciales los trazos más o menos redondeados señala una coordinación motora poco desarrollada.
  • A los 2 años: Empiezan a controlar los garabatos de forma que se empieza a pintar de manera más controlada. En este momento empiezan a descubrir que existe una relación entre movimiento de manso y dibujos a través de un elemento como colores, lápices... También empiezan a experimentar con trazos y colores, así como los materiales.
  • De los 3 a los 4 años: Los dibujos se empiezan a asemejar a la realidad en los diversos elementos que lo componen. Las personas son más realistas y los integrantes de la familia se empiezan a plasmar en los dibujos. Los niños empiezan a escoger sus colores preferidos.
  • Entre los 5 y los 6 años: En esta etapa las personas que se dibujan son más precisas y tienen más detalles como cabellos, pestañas. Otros elementos como la cabeza, el cuerpo, las piernas y los brazos serán más detallados y los colores se usan más adecuadamente.
  • De los 7 a los 12 años: Los detalles ya son mucho más precisos como las y las personas que se dibujan reproducen acciones y otros elementos como casas, coches u otros pueden tener tres dimensiones. Y es que existirá más variedad como paisajes, vehículos, animales...