SI, QUIERO: las grandes diferencias legales entre el matrimonio y la pareja de hecho

SÍ VULL: les grans diferències legals entre el matrimoni i la parella de fet- Pares i Nens

Si tienes pensado formalizar tu relación, es importante conocer en que consiste ser pareja de hecho o casarse y qué son las diferencias más trascendentales entre ambas figuras.

En Cataluña, poco a poco el régimen jurídico de las parejas de hecho se ha ido igualando al de los matrimonios y, actualmente, no hay diferencias en en cuanto a los derechos y obligaciones que se adquieren con ambos compromisos.

Hoy en día todavía hay mucha gente que cree que el matrimonio da más protección jurídica a la pareja y a los hijos comunes. No obstante, por el que respeta a los hijos comunes, no hay ninguna diferencia entre los derechos y obligaciones como progenitores.

En caso de ruptura de la pareja de hecho, se reconoce el derecho de aquel miembro desfavorecido por la separación de percibir una pensión compensatoria a cargo del otro miembro y, además, si la pareja tiene hijos, se tienen que seguir exactamente los mismos pasos que en un divorcio, para regular las medidas relativas a la guarda y custodia, régimen de visitas, pensiones de alimentos, etcétera, ya sea en un procedimiento de mutuo acuerdo o, por el contrario, contencioso.

En Cataluña tampoco hay ninguna diferencia en caso de defunción de un miembro de la pareja sin testamento, puesto que legalmente se han equiparado los derechos hereditarios del cónyuge a los de la pareja de hecho.

 

Malgrat podemos concluir que no hay diferencias trascendentales entre estar casado y ser pareja de hecho, si que podemos observar ciertos beneficios legales de estar casado, como son:

- Un mejor tratamiento fiscal: puesto que a diferencia de las parejas de hecho, los matrimonios si que pueden tributar de manera conjunta, siendo esta en ciertos casos más beneficiosa que la tributación individual, sobre todo en caso de tener hijos comunes y que uno de los miembros de la pareja tenga pocos ingresos.

- Más facilitados para acceder a la pensión de viudedad: Si bien en términos generales se puede afirmar que tan los miembros de una pareja de hecho como de un matrimonio pueden solicitar una pensión de viudedad, en caso de defunción de uno de los miembros, el cierto es que las condiciones en las cuales acceden no son iguales. En el caso de las parejas de hecho se pide que esta esté inscrita en un Registro Oficial de parejas de hecho, como mínimo, dos años antes de la defunción y que, además, se acredite una convivencia ininterrumpida durante los cinco años inmediatamente anteriores a la defunción y que los ingresos del superviviente no superen cierto límite establecido por la Seguridad Social.

- Vacaciones por haberse casado: a diferencia del matrimonio, el Estatuto de los Trabajadores no establece la obligatoriedad de un permiso laboral por la constitución de una pareja de hecho, si bien muchos convenios colectivos si que recogen este permiso.

Todo y el esfuerzo del legislador para equiparar los derechos y obligaciones de los miembros de una pareja de hecho y de un matrimonio y que hay motivos legales suficientes para decidirse por el matrimonio, hay que decir que las razones más importantes para casarse continúen siendo las del corazón.