Como tratar una cicatriz para que no deje marca

Para mejorar al máximo el aspecto de una cicatriz primero tenemos que dejar que esta se cure totalmente

A lo largo de nuestra vida, seamos niños, jóvenes o adultos, podremos tener un accidente que desencadene una herida o nos podemos someter a alguna intervención quirúrgica, de forma que nos enfrentaremos a una cicatriz.

Las cicatrices son parte de la vida de todo humano, sobre todo cuando empiezan a coger autonomía y se inician en el gateo o andando.

Las cicatrices se dan cuando hay una lesión en la dermis profunda, dando a una cicatrización que dejan una marca, que puede ser definitiva o temporal en función de la gravedad, de como cicatrice y del tratamiento que se haga.

¿Cómo disminuir el volumen de la cicatriz?

Para mejorar al máximo el aspecto de una cicatriz primero tenemos que dejar que esta se cure totalmente y tener en cuenta tres máximas: aplicar protección solar sobre la cicatriz como mínimo los seis primeros meses, hacer masajes para hacer rebajar el volumen y usar un hielo de silicona y sobre todo ser muy constantes los primeros seis meses. Podemos suavizar, allanar y mejorar la coloración de una cicatriz si se utilizan como mínimo durante 12 horas al día un hielo de silicona y sobre todo hacer masajes con una presión moderada en círculos sobre la cicatriz o con un movimiento como si la quisiéramos borrar. Si no nos atrevemos a hacer este masaje, podemos contactar con fisioterapeuta que pueda aplicar fisioterapia de cicatriz. También es recomendable el uso de la rosa mosqueta pura, aplicándola con un masaje y aplicándola siempre por la noche, puesto que es un aceite que puede reaccionar con la acción del solo. La rosa mosqueta tiene un alto poder de cicatrización e hidratando.

 

También podemos limitar el contacto con el sol a través del protector solar y además con el uso de tiritas, con gorras o determinada ropa con el objetivo que la herida no se oscurezca.

Si una cicatriz es muy profunda o presenta complicaciones como los queloides, cicatrices que se levantan por encima de la superficie de la piel, es aconsejable visitar un dermatólogo pediátrico porque haga una valoración por si se necesita un tratamiento específico.