Los signos y síntomas del parto

Els signes i símptomes del part- Pares i Nens

Cuando el nacimiento del bebé se acerca, especialmente si es el primer embarazo, surgen muchas dudas y puede ser útil conocer algunos signos y síntomas que nos ayudarán a saber si es el momento del parto y dirigirnos al centro hospitalario si hemos decidido dar a luz allá.

 

Generalmente, los primeros signos que nos harán saber que nos hemos puesto de parte se tendrían que sentir entre las 37 y las 42 semanas de gestación.

Además del conocimiento popular y de los consejos de conocidos y familiares que hayan podido pasar por esta situación, hay que saber que algunos signos pueden ser más dudosos que otros.

  • Unas semanas antes del parto podrías notar presión a la pelvis. Una sensación como si el bebé bajara y se introdujera a la pelvis para prepararse para el momento del nacimiento. Si te pasa, notarás más pes a la pelvis y respirarás mejor porque tu caja torácica habrá quedado liberada. Esta presión a menudo se nota a partir del tercer trimestre de gestación y no es un signo inminente de parte.

  • Durante las semanas previas al parto, el cuello uterino se puede ir modificando siendo más blando y permeable. El hecho que se permeabilitzi puede producir la expulsión del tapón mucós: una cantidad pequeña de flujo espeso que ha mantenido cerrado el cuello del útero durante los nuevo meses de embarazo. No obstante, este no es un signo inminente de parte.

  • Las contracciones de Braxton Hicks son aquellas que aparecen sobre las 24 semanas de gestación, no son regulares, acostumbran a no ser dolorosas y ceden con el reposo. Son propias del crecimiento del útero y no indicativas de parte.

Las contracciones de parte, son regulares, acostumbran a venir cada 3-4 minutos, son dolorosas y no ceden con el reposo.

La diferencia radica principalmente en si estas contracciones que parecen de parte realmente lo son, o bien, todavía se encuentran en una fase de pròdroms de parte, donde el cuello uterino se está acortando pero todavía no ha llegado a proceso de dilatación y por lo tanto de fase activa del parto.

Un golpe la gestación supera las 37 semanas, podemos empezar a sentir contracciones ligeramente dolorosas durante algunos periodos del día pero que van cediendo y no son regulares. En este momento nos encontramos en una fase previa al parto llamada fase prodròmica, donde el cuello uterino se está acortando pero todavía no ha llegado al proceso de dilatación, y por lo tanto de fase activa del parto. Es importante reconocer esta fase y estar tranquilas a la vez que sentimos nuestro bebé.

Puede ser orientativo para reconocer que estamos de parte sentir contracciones durante más de dos horas, que no ceden con el reposo y que son de intensidad similar. En este momento es importante escuchar a nuestro cuerpo, hacer respiraciones abdominales y adoptar aquellas posiciones que nos hagan traer mejor el dolor de la contracción. Otros métodos de control de dolor que podemos utilizar en casa durante las primeras fases del parto son la hidroteràpia, musicoteràpia, aromateràpia y optar por luces poco intensas o velas que favorezcan un ambiente confortable.

  • L 'amniorrexis es el que se conoce como "romper aguas". Cuando pasa, tenemos que fijarnos en la hora que sucede y observar el color del líquido amniótico. Habitualmente el líquido será claro y continuaremos notando los movimientos del bebé.

Si el líquido está claro y el bebé se mueve, a la espera del inicio de las contracciones, es aconsejable preparar un ambiente tranquilo donde puedas descansar, andar, comer, ducharte y sentir las sensaciones que nuestro cuerpo nos pide a la vez que continúas notando los movimientos del bebé.

En ocasiones todo y la rotura de la bolsa, las contracciones no se inician de manera precoz o espontánea, en estos casos si en las horas siguientes no se inician, dirígete al centro de referencia para que los profesionales sanitarios puedan hacer una valoración.

Si en algún momento las aguas cambian de color, el bebé no se mueve como habitualmente lo hace, o sentimos la necesidad de ir al hospital nos dirígete al centro sanitario lo más bien posible.

Si la rotura de las aguas aparece en el proceso de contracciones y estas son indicativas de parte, es una buena señal y seguiremos las recomendaciones anteriores.

Cuando tienes que ir al hospital más cercano?

Cuando te encuentres ante las siguientes situaciones:

  • Sangrado vaginal
  • Dolor abdominal constando que no cede
  • Si se inician contracciones dolorosas o pérdida de líquido amniótico antes de la semana 37 de gestación (puede ser indicativo de parto prematuro)
  • Disminución o ausencia de movimientos del bebé
  • Dolor de cabeza persistente e intenso, cambios en la visión, molestias en lo alto del abdomen o te encuentras más hinchada
  • Fiebre alta

Estas son algunas pistas que te ayudarán a llegar al momento del parto con más tranquilidad y confianza, pero recuerda que cada mujer es un caso diferente y que pueden darse otros síntomas o variaciones de las mencionadas. Recuerda rodear el proceso de calma y confianza en tu cuerpo y saber que siempre que lo necesites puedes consultar con tu comadrona.

Si quieres que una de nuestras comadronas te acompañen antes, durando o después del embarazo envíanos un correo electrónico o trúcanos al 672 23 81 43.