La maternidad y sus mitos

Siempre hemos creído que la maternidad es un mundo idílico donde todo es fantástico, maravilloso, y dónde sólo te hace falta un unicornio para volar por el cielo con tu bebé.

Al botes de hoy, os queremos traer a la maternidad sin mitos, sin miedos, y con la realidad que esto compuerta.

 

Ahora, rompemos con los mitos de la maternidad.

La felicidad después del parto.

Tus hormonas están muy revolucionadas. No te tienes que sentir culpable si después del parto tu sensación no es de felicidad, si sientes angustia, preocupación, miedo y desorientación a tu vida es normal.

Acabas de vivir uno de los momentos más importantes de tu vida! Relájate y tengas en cuenta que el tiempo de adaptación no es por todas las mujeres igual.

Llorarás? Mucho, pero no es nada malo. No te escondas, la cuadragésima es el tiempo perfecto porque tú y el bebé os adaptáis a la nueva vida.

Comer, dormir y amor por el bebé.

Las pautas y rutinas pueden estar muy bien, pero quizás no es el que mejor funcione a todos los hogares.

Los bebés tienen que comer cada tres horas.

Este mito es en muchas ocasiones una de las primeras pautas recomendadas por los del tuyo cercando.

Si tenemos en cuenta que los humanos triplicamos nuestro peso durante el primer año, nos haremos una idea de las necesidades nutricionales que puede tener un bebé durante esta etapa. Estas necesidades vienen dadas por los ciclos de sueño del bebé.

 

Tanto si es lactante, como si toma biberón, la alimentación tendría que establecerse en demanda para satisfacer las necesidades del pequeño.

Si tu bebé realiza muchas tomes, es probable que no sea por hambre, sinò porque las necesita para consolarse, sentirse estimado, aliviar sus molestias,...

Intentar pautar un horario puede ser una aspiración absurda.

No se tienen que acostumbrar a los brazos.

Y empiezan a llegarte mil comentarios, "no lo cojas tanto", "siempre lo tenéis encima", ...

Tu bebé sólo será bebé una vez, y si lo necesitáis uno o los dos, porque no hacerlo?

El chantaje o la costumbre de los brazos es un mito totalmente falso, porque nunca hemos visto un adolescente o un adulto en brazos.

Tienen que dormir a su cama.

Hacerte con un llitet por el bebé el cruces imprescindible pero, tienes que tener en cuenta que la frecuencia con la cual mamamos las primeras semanas es muy alta, para no decir que ha sido 9 meses a tu cuerpo. Quién podría preferir dormir a una cama solo en vez de con la madre?

Hay un secreto, los bebés duermen más cuando lo hacen en la cama familiar.

Con el tiempo, el bebé dormirá más.

Un mito totalmente falso. Justo cuando son bebés sus horas de sueño son muchas, y con el paso de los meses se van reduciendo y adaptando su horario de sueño al nuestro.

Cuando crecen la noche y el día tienen por ellos el mismo sentido que tienen por nosotros, entendiendo que la noche es el momento de descanso por todos.