10 libros infantiles para la educación emocional

Una propuesta de Judith de Club Pecas Lectoras

Si nos fijamos en nuestros hijos durante un día cualquiera, vemos que viven arriba de una montaña rusa emocional. Pasan del amor al odio, de la felicidad a la tristeza o de la calma a la ira, en cuestión de segundos. En realidad esto es normal: emoción, pensamiento y acción son los pilares de nuestro ser.

 

El problema es que muchas veces no saben gestionar adecuadamente el que sienten. No tienen inteligencia emocional. Por suerte, la inteligencia emocional es una habilidad y, como toda habilidad, puede aprenderse y, por supuesto, educarse.

La inteligencia emocional nos da habilidades sociales y capacidad por: confiar en nuestras capacidades, empatitzar con los otros, hacer frente a los obstáculos, resolver conflictos de forma constructiva, tomar decisiones responsables,... y un largo etcétera.

En definitiva, si queremos que nuestros hijos se desarrollen de forma satisfactoria en sociedad y, el más importante, que sean felices, tenemos que darlos inteligencia emocional, y así podrán conocer, comprender y controlar sus emociones. Un primer paso es ayudarlos a identificar el que los pasa y poner nombre al que están sintiendo. Esta selección de libros infantiles nos será muy útil:

1. Colección "Sentimentos", de Tracey Moroney, ed. SM ( 3 años)

emocions

Esta colección está protagonizada por un conillet con el cual los más pequeños se identificarán enseguida, puesto que vive situaciones cotidianas como las de su día a día.

Los cuentos buscan que el lector se sienta seguro de sus habilidades, confíe en si mismo y, en consecuencia, gane autonomía. Todo esto a partir de ayudar a los pequeños a conocer sus sentimientos, entender que son normales (incluso la rabia o el miedo) y aprender a gestionarlos.

contes d'educació emocional

2. "Las emociones de en Pol", de Liesbet Slegers, ed. Edelvives ( 3 años)

A lo largo del día en Pol experimenta muchas emociones, como la rabia, el miedo, la tristeza o la alegría. Para cada emoción, la secuencia del libro es la misma: primero se describen las sensaciones físicas y se pregunta al pequeño lector qué cosas de las dibujadas le causan esta emoción y qué no, después se explica una pequeña historia dónde en Pol experimenta estos sentimientos (en forma de viñetas, tipo cómico), a continuación una página con solapas y, para acabar, alguna actividad sencilla.

3. "Así es mi corazón", de Yo Witek, ed. Brújula ( 3 años)

Un precioso álbum ilustrado porque los niños y niñas reconozcan sus sentimientos y emociones en todas sus formas y todos sus colores. La protagonista nos invita a entrar en su corazón y nos explica como, a lo largo del día, en función del que le pasa o de la situación, siendo diferentes emociones o estados de ánimo. Con un corazón acuñado en medio, el libro es original, fresco y me gusta porque invita al lector a hablar del que siendo.

4. "El monstruo de colores", de Anna Llenas, ed. Flamboyant ( 3 años)

Convertido en un súper ventas, este libro es ya un referente en educación emocional. El simpático monstruo se ha hecho un lío con sus emociones y tendrá que aprender a ponerlas en orden. Sencillo y divertido, ideal para introducir en los niños en el fascinante lenguaje de las emociones.

También hay un libreto para colorear y una versión en pop-up que os recomiendo porque es increíblemente bonita.

contes d'educació emocional

5. "La increíble historia del niño menjaparaules", de Marlet y Jordi Sunyer, ed. Babulinka Books ( 3 años)

Este es un libro para aprender a expresar las emociones, entender como nos hacen sentir y, el que más me ha gustado, para explicar que las emociones no se pueden reprimir o negar, las tenemos que reconocer e integrarlas de forma sana a nuestra vida.

El niño del cuento se va comiendo las palabras de las emociones (alegría, tristeza, amor, rabia y miedo) y nos explica como se siendo con cada una de ellas. Hasta que un día decide no comerse ninguno más. Esto lo hace sentir muy extraño, como vacío por dentro. Entonces entiende que todas estas palabras y emociones forman parte de él y decide tronar a comérselas para poder sentir y disfrutar de la vida!

6. "Crezco feliz: descubro mis emociones", VV.AA., ed. Timunmas ( 3 años)

Si buscáis un libro con fotografías reales, este es vuestro libro. Con él los niños aprenderán a denominar y a identificar las emociones básicas y, gracias al espejo extraíble que trae, podrán imitar las expresiones de las diferentes emociones.

Este libro pertenece a la colección "Crezco Feliz" que tiene otros libros interesantes para la educación emocional cómo: "Pinto mis emociones con Max" un libreto con pegatinas para colorear o "Las emociones de en Max" con el cual los niños y niñas aprenderán a gestionar sus emociones con el método de 4 pasos de en Max: cuando en Max no controla sus emociones se hace una bolita; respira muy despacio; se pregunta qué le pasa; expresa el que siendo y busca una solución. Este último lo podéis encontrar con una marioneta de peluche.

7. "El gran libro de las emociones", de Mary Hoffman y Ros Asquith, ed. Juventud ( 4 años)

El libro empieza así: "cómo te sientes hoy?, como cruces que se sienten estos niños? No siempre es fácil decirlo".

A partir de aquí, en cada página del libro se presenta una emoción o sentimiento diferente, siempre preguntando al pequeño lector y describiendo una serie de situaciones cotidianas a manera de ejemplo. Un libro genial para favorecer el diálogo y expresar el que sentimos.

Contes d'educació emocional

8. "El gran libro de las emociones", de Esteve Pujol, Rafael Bisquerra y Carles Arbat, ed. Parramón ( 6-7 años)

Este libro es muy completo, me gusta sobre todo porque no sólo describe la emoción y las situaciones en que normalmente uno lo experimenta, sino que la contextualiza dentro de una historia, cuento o leyenda.

Son 20 relatos muy diferentes, algunos son cuentos clásicos, otras leyendas de lugares lejanos como la China o India, otras patrañas o incluso hechos reales vividos por el mismo autor. Incluso hay un fragmento de la Ilíada o un trozo de Romeu y Julieta.

Todo un recorrido por el mundo, el tiempo y la historia para descubrir que las emociones son universales y atemporales. Además los cuentos se dividen en tres bloques: desde el mío (para saber cómo eres y como lo sientes); quiero ir (para encontrar la energía para seguir adelante) y hacia los otros (cómo acercarte y convivir con los otros).

Un libro muy completo, perfecto para la educación emocional íntegra, pues trata varios de sus pilares: conciencia emocional, resilència y empatía.

9. "Emocionari", VV.AA, ed. Palabras Aladas ( 7 años)

Este libro tiene un estilo parecido a una enciclopedia, con un índice para buscar y consultar la emoción que nos interese en cada momento. También ofrece unos itinerarios emocionales, una especie de recorridos sentimentales que encadenan una emoción con otra.

Es un libro muy útil para trabajar conjuntamente con las fichas que la misma editorial ofrece para descargar. Hay nada más y nada menos que 42 fichas, una para cada estado emocional que describe el libro.

Para niños y niñas ya más grandes, de primero de primaria ninguno adelante, aunque en la web de la editorial encontraréis consejos de cómo usarlo en otras franjas de edad.

10. "Recetas de lluvia y azúcar", de Eva Manzano y Mónica Gutiérrez Serna, ed. Thule ( 9 años)

25 recetas llenas de imaginación por 25 emociones descritas de forma muy poética y metafórica. Un libro para saborear en estos días melancólicos de lluvia, acompañado de algo dulce, como un chocolate caliente.

En cada página del libro se describe una emoción y después se da una original receta para hacer crecer esta emoción o bien, si es negativa, hacerla desaparecer. Por ejemplo: receta para ser algo más feliz, receta para no tener envidia, receta para perder la timidez, receta para ser más paciente,...

Aparte, también nos habla un poco de los escondrijos de las emociones, sus madrigueras y cabañas; que las emociones pueden expresarse mediante el lenguaje verbal y el no verbal y añade un mapa corporal para averiguar donde nacen estas emocions.un libro precioso, con una encuadernación muy cuidada y en papel reciclado. Para lectores ya grandets, de 9 a 99 años, con cierta sensibilidad poética y emocional. Todo un regalo para degustar lentamente.