10 Claves imprescindibles para planificar un embarazo

10 Claus imprescindibles per a planificar un embaràs- Pares i Nens

El artículo que a continuación pasamos a explicar es meramente informativo, y advertimos que las pautas hace falta que sean dadas por los profesionales sanitarios. Cada mujer tiene su historia clínica y social y por lo tanto, es el equipo de médicos y enfermeras quién tiene que establecer estas pautas para la planificación del embarazo, puesto que no necesariamente será el mismo por cada una de ellas.

Hablar de la planificación de un embarazo puede parecer un poco absurdo, pero es importante llevarla a cabo porque hay que tener en cuenta muchos aspectos que es posible que ni siquiera hayamos pensado. Los expertos nos indican la importancia de esta planificación para poder tomar todas aquellas medidas preventivas que nos faciliten por un lado, quedarnos embarazadas y por el otro, que nuestro bebé nazca sà.

Las 10 claves que ahora os pasamos a detallar, son los aspectos básicos dónde hemos visto que hay más consenso, en una buena planificación del embarazo:

1) Ve a ver un médico

El primer paso que tienes que hacer si te quieres quedar embarazada es ir a ver tu médico de cabecera para que revise tu historial médico y cualquier tratamiento que puedas estar siguiendo, para valorar si este bote o no afectar al embarazo. El médico te informará sobre los medicamentos que puedes tomar y los que no, los que podrás tomar o no durante el embarazo o las vacunas que puedas necesitar ANTES de quedarte embarazada.

Durante el embarazo hay una restricción importante de medicamentos tan con receta como sin, así como medicamentos naturales, hierbas etc... Si normalmente haces uso de algún medicamento en concreto, coméntale para aclarar si lo puedes tomar y si en caso de embarazo lo podrás seguir tomando.

Es importante que el médico esté enterado de posibles adicciones como fumar, beber alcohol o consumo otras drogas. También es importante comentar tu caso si vivos en ambientes estressants o abusivos, trabajas con sustancias tóxicas o vives alrededor. Todos estos factores podrían influir en el desarrollo de tu bebé, y el médico, si fuera el caso, puede asesorarte sobre la ayuda que puedes obtener para minimizarlos.

2) Sigue una dieta sana y equilibrada

Durante esta etapa de preconcepció así como durante el embarazo es muy importante tu alimentación. Tu cuerpo tiene que tener todos los nutrientes básicos para alimentar tu hijo y por eso hace falta que sigas una dieta sana y equilibrada.

3) Haz ejercicio

El ejercicio es muy recomendable en cualquier etapa de tu vida. En la que ahora quieres empezar lo es igualmente.

El ejercicio es una fuente de bienestar, pero el ejercicio de alta intensidad está contraindicat puesto que parece que podría afectar a la fertilidad tan de la mujer como la del hombre.

4) Importancia del ácido fòlic

Tu ginecólogo seguramente te recomendará que tomes este medicamento. El Ácido fòlic es necesario porque puede ayudar a prevenir graves defectos en el desarrollo del cerebro y la columna vertebral del bebé.

5) Di adiós al alcohol, a fumar o a otras drogas

Fumar, beber alcohol, y el consumo otras drogas tan antes del embarazo, como durando el mismo, puede causar muchos problemas a tú y a tu bebé, como son el nacimiento prematuro, defectos de nacimiento y muerto infantil.

 

Antes de quedarte embarazada haz todo lo posible para dejar estos malos hábitos y si tu pareja también los tiene, hacedlo conjuntamente como una meta antes de de llegada del bebé. Todos saldréis ganando!

6) Evitar sustancias tóxicas y contaminantes ambientales

Hace falta que evites las sustancias tóxicas y otros contaminantes ambientales nocivos tanto al trabajo como el hogar, como por ejemplo productos químicos sintéticos, metales, fertilizantes, repelentes de insectos etc.. Estas sustancias pueden afectar a los aparatos reproductores de los hombres y de las mujeres.

7) Lograr y mantener un peso saludable

Si tienes sobrepeso u obesidad trata de perder un poco de peso antes de quedar embarazada, puesto que estas personas tienen más riesgo de sufrir dificultades para concebir o complicaciones durante el embarazo. De este modo pasarás un embarazo más plácido y mejor por tú y tu bebé!

Del mismo modo, si tienes bajo peso también tendrías que ganar un poco antes de quedarte embarazada, puesto que el bajo peso también se asocia a problemas para concebir o problemas durante el embarazo.

8) Salud mental

La salud mental tiene que ver con cómo pensamos, sentimos y actuamos, como hacemos frente a la vida. Para tener una buena salud mental tenemos que sentirnos bien con la vida y valorarnos a nosotros mismos.

En el momento de buscar una criatura es importante estar bien emocionalmente, tan porque facilitará las relaciones sexuales y por lo tanto, la concepción, como para acoger la llegada del bebé en un espacio emocionalmente enfocado a todas sus demandas.

Si estamos pasando por instantes difíciles o traumáticos como por ejemplo, la pérdida de un ser querido, o bien nos sentimos angustiados o preocupados por la pérdida de un trabajo, etc.. podemos buscar la ayuda de un profesional que nos ayude a superarlo, para poder hacer frente al nuevo reto que nos hemos propuesto y que ahora acontecerá el más importante: ser padres.

9) Mantener relaciones en los días de más fertilidad

Más de ocho de cada diez parejas concebirá en el plazo de un año de relaciones sexuales sin protección. El resto de parejas probablemente lo hará a la cabeza de dos años.

Muchas parejas tratan de tener relaciones en el periodo de ovulación que es cuando el óvulo es liberado de uno de los ovarios de la mujer y se da en medio del ciclo menstrual, entre el decimocuarto y decimosexto día a partir de la última regla. Este periodo dura aproximadamente unos 14 días más.

No obstante, es recomendable no obsesionarse con los números y los días y mantener relaciones sexuales de manera natural y satisfactoria.

A pesar de todo, si a la cabeza de dos años de intentar quedarse embarazada no se consigue, es recomendable acudir al ginecólogo.

10) No te preocupes por el estrés del día a día

Si bien es cierto que se ha relacionado a menudo el estrés con problemas de fertilidad, este estrés tendría que ser muy intenso para acontecer un factor de infertilidad, como sería una muerte en la familia o un acoso al trabajo. Ahora bien, el estrés "general" que todos solemos tener en el día a día no nos tiene que preocupar más del necesario.