Qué puede estar afectando a la fertilidad de la pareja?

Què pot estar afectant a la fertilitat de la parella?_Pares i Nens

En momentos dónde a nivel de especie esta capacidad del ser humano de reproducirse, empieza a comprometer la perpetuación de la misma, encuentro muy interesante de facilitar información general para centrar el tema y dar elementos de reflexión, aquí van:

Alimentación sana:

Una mala alimentación puede afectar la fertilidad, así que tanto los hombres como las mujeres tienen que intentar comer saludablemente si están intentando tener un bebé. En lugar de concentrarse en tipos especiales de comer, sería mejor que las parejas aspiraran a una buena nutrición en conjunto.

Una variedad de alimentos ecológicos de todos los grupos alimentarios, bajos en grasa animal y de alto valor nutricional, asegura que las parejas ingieran las vitaminas y minerales necesarios para una función reproductiva óptima. Estos son cambios de estilo de vida que se tienen que hacer antes de intentar quedar embarazada, y que pueden mantenerse durante el embarazo y la crianza del bebé. Personalmente apuesto por una alimentación integral ovo-lacto-vegetariana compatible.

Recordáis que "más" no siempre quiere decir "mejor", y que uno no se tiene que exceder. Por ejemplo, una dosis súper elevada de vitaminas o minerales puede hacer que los niveles de fertilidad disminuyan. Del mismo modo, una dieta baja en calorías, una deficiencia de nutrientes y tener sobrepeso pueden perjudicar la ovulación.

A tener en cuenta:

Cafeína:

En las mujeres: Investigaciones muestran una correlación entre el consumo elevado de cafeína y las dificultades para conseguir el embarazo. Si dejar el café completamente es una tarea demasiado difícil, tratar de limitar la ingesta a una taza por día y pensar al cambiar por el café descafeinado (bio). No olvidáis que las bebidas gaseosas y el chocolate también contienen cafeína aparte de muchas porquerías.

En los hombres: algunos estudios han demostrado que beber una taza de café antes de mantener relaciones sexuales hace en algunos hombres que los espermatozoides sean más activos. Si bien una de las causas más características de la infertilidad masculina son los espermatozoides lentos, combatir este estado con café podría causar otros problemas tales como noches de insomnio.

 Calcio:

En las mujeres: si bien las mujeres generalmente están enterados sobre la importancia del calcio por muchas razones médicas, posiblemente algunas pueden no ser conscientes del rol que el calcio desarrolla durante el embarazo. En las mujeres embarazadas que no ingieren suficiente calcio, el feto lo coge de sus huesos, el que puede ser perjudicial para la salud de la madre posteriormente. Después de que la madre queda embarazada, el bebé necesita calcio para tener huesos y dientes fuertes, nervios y músculos buenos, y un corazón sano.

En los hombres: un estudio ha demostrado que el consumo diario de 1.000 miligramos de calcio y de 10 microgramos de Vitamina D puede mejorar la fertilidad masculina.

Buenas fuentes: sésamo, algas, queso, arroz y tofu.

 Ácido fòlic:

Las mujeres: las mujeres que no ingieren suficiente ácido fòlic tienen una mayor posibilidad de aborto espontáneo y de defectos de nacimiento. Es importante que las mujeres que están intentando quedarse embarazadas tomen suficiente ácido fòlic (400 microgramos o 0,4 miligramos) antes de quedar embarazadas puesto que el feto necesita ácido fòlic desde una etapa temprana para evitar deficiencias en las coberturas nerviosas. Muchas mujeres quizás no se dan cuenta que están embarazadas durante esta etapa inicial.

Buenas fuentes: vegetales de hojas verdes, hígado de pollo, hígado de ternera, lentejas, espárragos, papaia, brécol, huevos duros cocidos, germen de trigo. Las mujeres también tendrían que pensar al tomar suplementos multe-vitamínics o alimentarios con ácido fòlic que su terapeuta recete.

 Vitamina C:

Una dieta saludable y variada, con suficiente fruta y vegetales es importante para la salud general. Una deficiencia de Vitamina C en la dieta del hombre podría contribuir a la fertilidad espermàtica reducida.

 Zenc:

En las mujeres: las mujeres embarazadas que tienen niveles de zinc muy bajos posiblemente tengan un riesgo elevado de abortos, intoxicación de la sangre relacionada con el embarazo, embarazo extenso y trabajo de parte prolongado. Una ventaja adicional del zinc es que ayuda a prevenir las estrías.

En los hombres: bajos niveles de zinc, incluso por poco tiempo, pueden reducir el volumen de semen y el nivel de testosterona.

Buenas fuentes: no hay muchos alimentos ricos en zinc, excepto las ostras. La carne de vaca, el pescado de mar y los crustáceos – y los mariscos, el cordero, el germen de trigo tostado y el miso todos contienen zenc; pero un buen suplemento vitamínic prenatal puede satisfacer la necesidad de zenc.

La contaminación reduce la fertilidad de la mitad de los hombres españoles:

La fertilidad de los hombres se decide al útero materno. Poco importan los hábitos de vida. Ni el alcohol, ni el tabaco, ni siquiera el estrés influyen tanto en la calidad del esperma como lo hacen los contaminantes ambientales durante la gestación y el desarrollo del embrión. Un estudio español, en el cual han participado 60 centros de reproducción asistida, muestra como la capacidad de concebir masculina se reduce en las comunidades con mayor contaminación industrial y exposición a sustancias químicas presentes en pesticidas o desinfectantes.

Aunque el problema es global más de la mitad de los jóvenes estudiados-un 57,8% – son subfèrtils. Esto significa que por problemas de movilidad, volumen y concentración de espermatozoides los costará más de ser padres o tendrán que recurrir a la ayuda de la medicina para concebir.

«Uno de cada cinco jóvenes con un nivel de concentración anormal derivará en infertilidad», aseguró  Marisa López-Teijón, ninguno del servicio de Reproducción Asistida del Instituto Marqués y una de las coordinadoras del informe. El estudio contó con las muestras de 1.239 hombres de entre 18 y 30 años de todo el país. Pero sólo se obtuvo una muestra significativa en seis comunidades autónomas.

La fertilidad masculina se resiente en Cataluña, la Comunidad Valenciana y el País Vasco, tres zonas con un tejido industrial potente. Sus jóvenes son los que obtienen peores resultados ante gallegos y andaluces. La Organización Mundial de la Salud considera «normal» la presencia de 20 millones de espermatozoides por mililitro. Las muestras del 22,7% de los catalanes y valencianos dieron valores anormales, atendiendo a la concentración de espermatozoides y su capacidad de concebir. En el País Vasco la cifra llegó al 18,7% y descendió hasta el 8,5% en Galicia, la comunidad con mejores resultados. En Madrid sólo se obtuvieron muestras con mala calidad en el 14,8% de los jóvenes, y el 13,7% en Andalucía.

Los resultados dibujan una radiografía de la fertilidad en España que ya habían trazado las clínicas de reproducción asistida. «Galicia, por ejemplo, la región con mejor semen, es una de las comunidades con menos centros que tratan la fertilidad», dijo López-Teijón.

Pérdida progresiva:

Los resultados confirman los obtenidos por otros estudios que avisaban de la pérdida progresiva de la calidad del semen de los españoles. Y justifican también las bajas tasas de natalidad, con frecuencia atribuibles al retraso de la maternidad. El trabajo, impulsado por la Sociedad Española de Andrología, también coincide con otras investigaciones europeas que también han observado este deterioro.

Los autores del estudio no dudan a culpar la contaminación industrial y a los disruptors endocrinos, es decir, sustancias químicas capaces de alterar el sistema hormonal. Están presentes en alimentos no ecológicos, aguas de red, plásticos, pesticidas, desinfectantes, productos de limpieza, tintes, esmaltes, textiles …

La exposición a estas sustancias a través del cordón umbilical afecta la fertilidad del hombre desde la gestación. Esto explicaría -dicen los autores- por qué Galicia y Andalucía, con menos industrias, tienen los mejores resultados. El mismo sucede en Madrid, con mayor polución atmosférica y menor contaminación industrial. El mejor «tratamiento» es aumentar el número de eyaculaciones semanales, dice López-Teijón. «Así se estimula la función del testículo y se eliminan los espermatozoides que están muertos».

Infertilidad: 10 claves para combatirla

  1. Edad

 

Intentar la maternidad antes de cumplir los 35 años. A partir de esta edad, el ovario empieza a fallar y la fertilidad declina. Al llegar a los 40 años, cada aniversario es un obstáculo más para ser madre. La gran mayoría de mujeres que con esta edad se somete a un tratamiento de reproducción asistida, lo hacen con el óvulo de otra mujer. Los riesgos de tener un niño con malformaciones se disparan a partir de los 35 años en las mujeres y los 50 en ellos.

  1. Error ovárico oculto

 

La mujer tiene una dotación limitada de óvulos, que viene prefijada desde su nacimiento. La función ovárica y la fertilidad cesan con la menopausia. Pero en algunas mujeres la producción de óvulos falla a edades más tempranas. Mujeres con endometriosi o con madres que tuvieron una menopausia precoz no tendrían que pensarlo mucho por la maternidad u optar para congelar sus óvulos.

  1. La «psique» importa

 

No todos los problemas de fertilidad se resuelven con un tratamiento médico. El impacto psicológico de un diagnóstico de infertilidad genera respuestas emocionales que interfieren en los tratamientos. Los sentimientos de culpabilidad, la presión familiar, el tabú de estos trastornos que trae a las parejas a esconder el problema, afecta el éxito de la terapia.

  1. Tabaco

 

Fumar también tiene efectos sobre la reproducción. El tabaco está relacionado con el 13% de los problemas de infertilidad. El humo de los cigarrillos acelera la pérdida de la función reproductiva y puede avanzar la menopausia de 1 a 4 años. Además se relaciona con más abortos espontáneos, embarazos extrauterins y un mayor riesgo de concebir hijos con síndrome de Down. El tabaco también afecta a la calidad de sus espermatozoides.

  1. Pes corporal

 

Tanto el exceso como el bajo peso de la mujer puede impedir la ovulación. En mujeres con problemas de obesidad hay más trastornos de la menstruación, abortos y gestaciones de riesgo. A veces basta con adelgazarse siete kilos porque los ovarios vuelvan a funcionar sin tratamiento.

  1. Cáncer

 

Los tratamientos de quimioterapia y radioterapia contra el cáncer pueden causar una esterilidad temporal o permanente en hombres y mujeres. Las niñas y mujeres en edad fértil pueden congelar sus óvulos o parte de su tejido ovárico antes de empezar el tratamiento. Los hombres pueden congelar sus espermatozoos o parte del testículo y si todavía son niños, las espermatogonias precursoras de los espermatozoides.

  1. Abortos de repetición

 

El 15% de las mujeres sufre abortos espontáneos sin que haya un problema que lo justifique. Aun así, la situación cambia en mujeres con dos o más abortos consecutivos. En aquel momento se tiene que consultar con un especialista, Hay tratamientos que pueden disminuir el riesgo de aborto.

  1. Endometriosi

 

La aparición de un tejido anómalo rodeando la pelvis, el ovario y las trompas es uno de los diagnósticos más frecuentes de infertilidad femenina. Las revisiones ginecològiques pueden detectarlo a tiempo y dar una solución.

  1. Ovario poliquístic

 

Este síndrome afecto a múltiples órganos y se tiene que poner en manso de diferentes especialistas. Las señales de alarma son exceso de vello, acné, hipertensión arterial, obesidad, trastornos menstruales y esterilidad. El importante es conocerlo para luchar contra él.

  1. Tóxicos ambientales.

 

La calidad del esperma está descendiendo. Los tóxicos ambientales son responsables y poco se puede hacer. Pero también hay actitudes que pueden limitar los daños en el hombre, sobre todo los ocasionados por el calentamiento de la zona genital. Evitar la ropa interior ajustada o no colocar el ordenador portátil en el regazo son dos medidas preventivas.