Esto es el que tienes que llevar en tu botiquín de verano

Cuando salimos en un entorno desconocido podemos partir alguna incidencia por el que es importante llevar un botiquín de verano

Todo el tiempo libre que implica el verano hace que hacemos cosas que no podemos hacer a lo largo del año, largas caminatas por la natura, horas de playa y de piscina, excursiones al río...

 

Cuando salimos en un entorno desconocido podemos partir alguna incidencia por el que es importante llevar un botiquín de verano para poder paliarlo.

  • Protector solar: si nos exponemos más del normal al sol nos hará falta un protector solar que debemos ir renovando cada poco.
  • Material de cura: material para pequeñas lesiones, cortes y heridas: tiritas, esparadrapo, gasas, suero, tijeras y antiséptico.
  • Antipirético y analgésicos: medicación para tratar la fiebre y el dolor. Mejor escoger medicamentos que usas normalmente.
  • Antihistamínicos: estar en entornos nuevos y probar alimentos nuevos te puede provocar alguna alergia.
  • Antidiarreico: tenemos que cortar a tiempo la diarrea si vamos a zonas exóticas donde no sabemos la calidad del agua.
  • Un termómetro: nos ayudará a comprobar y supervisar estados febriles.
  • Antiácido: si sufrimos digestiones pesadas es importante incluir un antiácido para evitar digestiones pesadas y ardor.
  • Repelente y productos para las picaduras: las picaduras de insectos pueden transmitir dolencias y provocar lesiones a la piel. Para evitarlo tenemos que usar un repelente de insectos, pero también algún producto para tratar las picaduras.
  • Medicación de uso diario: si usamos alguna medicación, tampoco la podemos olvidar.