Acné infantil. Cómo tratarlo

El acné infantil es más numerosa en niños que en niñas y especialmente durante los primeros 12 meses de vida

El acné infantil se manifiesta a través de la inflamación de las glándulas sebáceas en niños y niñas de corta edad. Este tipo de acné se limita a la cara, sobre todo a la zona de las mejillas. El acné infantil es más numerosa en niños que en niñas y especialmente durante los primeros 12 meses de vida, especialmente en los primeros días de vida, a consecuencia de la transmisión de ciertas hormonas maternas al niño que fomentan la secreción de sede. Una vez pasados estos días el motivo del acné se desconoce, a pesar de que podría tener un componente hereditario.

Si el acné es severo, el pediatra puede remitir el niño al dermatólogo, que posa valorará si prescribe tratamiento. Para tratar el acné hay que lavar la cara del niño al levantarse y al acostarse con agua tibia, un jabón neutro y hacerlo con las manos netas. También la luz del sol y el aire ayudan que el aspecto de la piel mejore. Por eso, el niño tiene que pasear diariamente y evitar los tejidos de fibra porque desaparezca el más bien posible.

 
Més informació