Este año anímate a hacer el tortell de Reyes con tus hijos

En el interior del tortell se ponen dos sorpresas por quienes comen el tortell: una haba y un rey

Los postres por excelencia del día de Reyes jutament con los barquillos y el turrón, que se come durante todas las fiestas de Nadal, es el tortell. El tortell despide el día de Reyes. Este dulce en forma de anilla, se rellena de mazapán, trufa, crema o nata y se decora con fruta confitada o frutos secos. Pero este año en vez de comprarlo los podrías elaborar de manera casera con tus hilos o en familia. Os quedará para lameros los dedos.

En el interior del tortell se ponen dos sorpresas por quienes comen el tortell: una haba y un rey. Según la tradición, quien encuentre la figureta de Rey dentro de su trozo es coronado con la corona dorada de cartón que decora el centro del pastel y quien tenga la haba a su porción tendrá que pagar el tortell.


INGREDIENTES:

 

Para la primera parte de la demasiada:
10 g de levadura prensada
35 g de agua
75 g de harina

Para la segunda parte de la demasiada:
35 g de azúcar
20 g de manteca
250 g de harina
2 g de sal
1 huevo
ratlladura de limón al gusto
65 g de agua

Para el mazapán:
150 g de polvo de almendra
150 g de azúcar
agua


Para la decoración:
frutas confitadas a voluntad
10 g azúcar esponjado


PREPARACIÓN

Primera parte de la demasiada:
Triturem la levadura prensada con la mano en un bol, y añadimos el agua, batiéndolo a mano.
añadimos la harina y lo mezclamos a mano hasta conseguir una demasiada homogénea.
Tapamos la mezcla con un paño de cocina, y lo dejamos reponer en un lugar tibio, a unos 22 grados.
La demasiada tiene que doblar su volumen. Tardará unos 20 minutos.

El mazapán:
Mezclamos el polvo de almendra y el azúcar.
Cuando estén muy mezclados añadimos el agua y hacemos una demasiada blanda que no se rompa.
Enharinamos una superficie y en estiércol un churro, colocando en el interior el rey y la haba.

Segunda parte de la demasiada:
A la máquina de amasar ponemos el azúcar, la sal, la manteca, la ratlladura de limón y el agua.
Cuando esté muy deshecho, añadimos el huevo y la harina.
Amassem hasta que nos quede muy elástica y añadimos la demasiada con levadura.
Amassem hasta que toda la mezcla quede muy elástica.
Estiramos la mescla sobre el mármol con forma de churro, ponemos el mazapán encima y lo envolvemos con la demasiada. El mazapán tiene que quedar en el interior como un relleno.
Lo tapamos con un paño de cocina, y lo dejamos fermentar por segunda vez, durante dos horas, hasta que vuelva a doblar su volumen.
Un golpe ha quitado lo pintamos con huevo y lo decoramos, poniendo las frutas confitadas y el azúcar.
Lo cocemos al horno a 230 grados durante unos veinte minutos.
Dejamos enfriar, y listo para comer!

Més informació