Pautas para comer bien este verano

El verano a menudo cambia nuestras rutinas, pero es posible comer bien.

La piscina, las horas de recreo y el calor, en muchas ocasiones provocan falta de hambre. Qué podemos hacer para comer bien?

 

Más frutas y verduras

En verano es recomendable comer platos más ligeros, y las frutas y las verduras te ayudarán. A los pequeños de la casa no se los gusta especialmente pero puedes probar de hacer ensaladas y platos más divertidos, como brochetas, cremas frías... Recuerda que el objetivo es comer bien.

Tienes que mantener los horarios

Sabemos que de vacaciones es más difícil mantener unas pautas y rutinas. A pesar de que los horarios cambian, intenta que la comida y la cena se haga siempre a la misma hora. Una dieta saludable tiene que tener tres comidas principales y dos ligeros. Es importante no picar entre horas.

Todos a hacer ejercicio

Ahora dispones de más tiempo. Busca actividades por toda la familia, ya sea ir de excursión, a la playa o jugar a la piscina. Es importante realizar ejercicio cada día y no sentar ante la televisión viendo pasar las horas.

Mucha agua

La hidratación es muy importante, y por eso tenemos que ver más agua por las altas temperaturas. Los zumos y los refrescos son una fuente mala de azúcares, es mejor que los evitáis.