3 imprescindibles de la literatura infantil catalana para disfrutar en casa

Les Tres Bessones, Teo o las historias de Pilarín Bayés harán soñar los más pequeños

Quedarse en casa durante el confinamiento decretado para parar la expansión del coronavirus tiene algunos aspectos positivos, como disfrutar de más tiempo para dedicarlo a la lectura. Los más pequeños de casa tienen la oportunidad de elegir entre múltiples propuestas, aprendiendo cosas nuevas y dejando volar la imaginación sin salir a la calle.

A continuación proponemos tres clásicos de la literatura infantil catalana para disfrutarlos estos días en familia.

Les Tres Bessones

Las Tres Gemelas

El universo de Les Tres Bessones

Los cuentos de Les Tres Bessones son ampliamente conocidos por todo el mundo. Obra de Roser Capdevila, nos explican las historias y aventuras de estas tres hermanas basándose en el día a día de las niñas. Con la Bruja Aburrida, también aparecen historias fabulosas, fruto de la imaginación infantil.

Capdevila, inspirándose en sus tres hijas, Teresa, Anna y Helena, creó en 1983 los personajes de Les Tres Bessones, los libros de las cuales han sido traducidos a 35 lenguas y ha propiciado la creación de una serie de televisión que se ha emitido en 158 países.

TEO

TEO

 

Uno de los grandes clásicos: Teo

Quien no conoce en Teo? Creado en 1977 por el Estudio Denou, integrado por Carlota Goyta, Assumció Esteban y Ana Vidala, los cuentos aparecen firmados con el pseudónimo Violeta Denou. Los tres primeros libros protagonizados por este personaje fueron Teo va en Tren, Teo va en barcoTeo va en avión. El éxito de estos, haciendo que los niños se identificaran con el personaje, hizo que la lista de títulos explicando las aventuras diarias de Teo no parara de crecer.

Así, se han publicado más de 150 títulos que se han traducido además de 15 idiomas, e incluso tiene adaptación televisiva.

Il·lustració de Pilarín Bayés

Il·lustració de Pilarín Bayés

Los cuentos catalanes de Pilarín Bayés

Pilarin Bayés es una ilustradora catalana, nacida en 1941, que ha puesto forma y color a los cuentos, a la historia, a la cultura y, incluso, a los temas más tabú como el sexo y las drogas. Y sigue haciéndolo hoy en día, siendo muy activa también en las redes sociales.

Bayés publicó su primer cuento para niños y niñas en 1964. Traía por título El meu pardal, y también entonces empezó a colaborar con la revista Cavall Fort. A lo largo de su trayectoria ha ilustrado muchos libros de carácter didáctico o narrativo, carteles, etc., principalmente dirigidos a un público infantil y juvenil. Así, ha ilustrado alrededor de 700 libros, traducidos a varios idiomas y ha colaborado con diferentes editoriales.

Sus dibujos se caracterizan por un tono infantil, gracioso y muy personal.