¿Sufres mastitis? Así es como la tienes que prevenir y tratar

Cuando la inflamación aparece sin infección, normalmente es causada por una acumulación de leche en el interior del tejido mamario

La mastitis es la inflamación del tejido mamario, con infección o sin. Cuando la inflamación aparece sin infección, normalmente es causada por una acumulación de leche en el interior del tejido mamario.

Aunque cualquier madre que amamanta a su hijo o hija se puede ver afectada durante la lactancia materna por una mastitis existen mujeres con una mayor propensión a sufrir esta molestia:

 
  • Haber experimentado mastitis en el pasado. Si anteriormente y una madre ha sido afectada por una mastitis, es más propensa a volver a contraer de nuevo.
  • Cualquier grieta o herida a la piel del pezón facilitan que entren las bacterias en el tejido mamario.
  • Si pasa demasiado tiempo entre los amamantamientos, también puede desencadenar una acumulación excesiva de leche y obstruir el conducto.
  • Una posición errónea dificulta que el bebé sea capaz de drenar adecuadamente los pechos, el que puede provocar obstrucciones.

¿Cómo podemos tratar la mastitis?

  • Primeramente tenemos que ser conscientes que la mastitis es fácil de tratar si se detecta en sus inicios. Por eso es imprescindible ir al ginecólogo cuando se detectan los síntomas. Si no se trata lo antes posible y la infección continúa podría requerir un drenado quirúrgico.
  • Los antibióticos orales son uno de los tratamientos más comunes, puesto que reducen los síntomas efectivamente y palabra rápida. Cómo siempre, se tendrá que finalizar todo el ciclo completo de antibióticos, como prescriben los médicos, aunque los síntomas mejoren. A veces también se recomienda la administración de algún analgésico leve para aliviar el dolor y las molestias.
  • En paralelo los médicos aconsejan continuar dando leche empezando por el pecho afectado por mastitis. Amamantar con la infección es completamente seguro y no afectará el bebé. A banda ayudará a desbloquear obstrucciones y eliminando la infección.