Los alumnos a partir de la ESO se harán ellos mismos la PCR

Los contactos que superen la cuarentena podrán volver al centro, a pesar de no tener el resultado de la PCR

El Departament de Educación empezará la próxima semana la formación de los docentes para enseñar a los alumnos a partir de ESO a recogerse la automuestra a través de un frotis nasal en el caso de un positivo de Covid-19 en el grupo, en vez de hacerlo personal sanitario.

La secretaria general de Educación, Núria Cuenca, ha confirmado este cambio en el protocolo con el objetivo de "liberar" recursos de la atención primaria, puesto que hasta ahora eran estos profesionales los encargados de hacer las pruebas. Ahora serán los propios alumnos los que se harán la PCR. Por otro lado, ha confirmado que se "ralentiza o congela" la realización de cribas masivas a los centros. Además, los contactos que superen la cuarentena podrán volver al centro, a pesar de no tener el resultado de la PCR.

 

Cuenca ha afirmado que en la actual fase de mitigación hay que "preservar recursos del ámbito sanitario" y se ha referido especialmente tal personal de la atención primaria. Ha justificado así el hecho que a partir de ahora, y a partir de secundaria, ya no se desplace personal sanitario a hacer las pruebas cuando se detecta un positivo en un grupo burbuja. Para poderlo aplicar, los docentes y los referentes covid recibirán formación la próxima semana a través de vídeos tutoriales, que se están acabando de preparar esta semana. Un golpe se haya completado esta formación y esté claro el protocolo por parte del Departament de Salud para enviar los kits a los centros, se empezará a aplicar esta nueva metodología, a pesar de que no se ha concretado el calendario.

Así, los alumnos tendrán que lavarse bien las manos, tomar la muestra a través del escobillón, colocar este en el tubo, sellarlo dentro de una bolsa, etiquetar la bolsa y ponerla en un contenedor que "aquel día o el día siguiente", pasará a recoger Salud. Todo esto lo harán bajo la mirada y la guía de un docente. Los kits los enviará Salud al centro escolar.

Cuenca ha asegurado que este sistema no se pondrá en marcha hasta que no se haya informado correctamente, – hay previstas reuniones con los sindicatos y ya se han hecho con los directores- y los docentes hayan recibido la formación necesaria. La secretaria ha garantizado también que "no hay riesgo biológico" para el docente, puesto que la muestra se la recoge el propio alumno.

Con el cambio, ha querido insistir, se pretende garantizar que se pueden mantener las cribas dentro de los grupos burbuja que se hacen cuando se detecta un positivo y, además, "liberar" recursos humanos de la primaria en un ámbito, el escolar, donde ha asegurado que el virus "tiene baja incidencia". "Es un acto de responsabilidad en relación a los recursos limitados humanos que ahora mismo hay en el ámbito de la primaria", ha manifestado.

Cuenca ha insistido que el organtización será la misma que hasta ahora en los centros escolares y que el único cambio es que la muestra se lo cogerá el alumno. Por otro lado, ha apuntado que si alguna familia no lo autoriza no se obligará nadie a hacer la automuestra y se le podría indicar una alternativa. En todos los casos, la cuarentena de 10 días es obligatoria.

En cuanto a las cribas masivas en entornos escolares, ha explicado que ahora no se están haciendo y que, según los epidemiólogos y salud pública, "no son tan efectivos" en la actual fase de mitigación. La secretaria ha afirmado que desde el inicio de curso se han hecho más de 330.000 PCR a los centros educativos.

Reincorporación sin el resultado de la prueba

Cuenca ha explicado también que en la actual situación se puede dar la circunstancia que grupos de alumnos confinados hayan finalizado los 10 días de cuarentena y no tengan el resultado de la PCR. En este caso, ha afirmado que los alumnos se pueden reincorporar presencialmente en el centro porque las evidencias "dicen que más allá del caso índice no se detectan positivos en el mismo grupo burbuja" y por eso es "oportuno" volver al centro superada la cuarentena. Cuenca ha reconocido que se están "clarificando disfunciones" al respeto.

En cuanto a los contagios, ha explicado que el 32,9% se dan a infantil y primaria, el 35,8% en institutos (de secundaria o también de bachillerato) y el 30% restante en otra tipología de centros como de educación especial o de adultos.

Educación apuesta por la ventilación natural

Por otro lado, y como ya hizo el consejero de Educación, Josep Bargalló, ha indicado que durante esta semana se enviará un documento a los centros donde se concretarán más las medidas a adoptar en relación a la ventilación. En líneas generales, se pide tener puertas y ventanas abiertas entre 10 y 15 minutos entre horas lectiva y un mínimo durante las clases. Los servicios territoriales adaptarán estas indicaciones generales por territorios para buscar también el "confort" térmico en los territorios más fríos.

Cuenca ha defendido que con la ventilación natural " tendría que haber suficiente" puesto que todas las aulas tienen ventana. Desde Educación se indicará el mínimo a garantizar pero ha afirmado que "si se puede hacer más, más".

Por último, Educación ha anunciado el aplazamiento durante un año de las elecciones al Consejo Escolar, previstas por este año.