¿Qué representa el muérdago que ponemos en casa en Navidad?

Se tiene que colocar cerca de la puerta de entrada para parar los malos espíritus

Hay muchas tradiciones que rodean la celebración de NavidadY hay una que va acompañada de muchos besos.

Seguro que visitando los amigos o la familia en Navidad, habéis visto que en casa, tienen muérdago. Normalmente, colgado hacia abajo en alguna puerta. O quizás os lo han regalado a vosotros. ¿Pero, sabéis cuál es el significado de tenerlo en casa en Navidad?

 

El muérdago es una planta hemiparásito que vive encima de ramas, principalmente en árboles de hoja caduca, cómo manzanos o chopos, pero también sobre algunas especies de pinos. Es originaria de Europa, y del oeste y sur de Ásia, es espontánea a la península Ibérica, y ha sido introducida a América del Norte.

La tradición de tenerlo en casa

El origen de la tradición de tener a casa se explica por el hecho que tenga color verde todo el año, puesto que es un símbolo de vida. Los antiguos Celtas tenían el ritual de cosecharlo alrededor de Nadal, y lo hacían con una hoz de oro, porque había la creencia que así se le daba riqueza. No va, cuando se seca, la planta adquiere un color dorado...

El muérdago, según la tradición, se tiene que regalar, y en una vez casa, se tiene que colocar cerca de la puerta de entrada para parar los malos espíritus. Al año siguiente este se tiene que quemar y sustituirlo por uno de nuevo que también tiene que ser regalado.

Y todavía más tradiciones. Y es que, si una pareja se da un beso bajo una rama de muérdago al bosque, tendrán la felicidad asegurada.